Cómo la propiedad de la vivienda puede brindarle alegría

How Homeownership Can Bring You Joy | Simplifying The Market

Si está tratando de decidir si alquilar o comprar una casa, probablemente esté sopesando algunos factores diferentes. Los beneficios financieros de ser propietario de una vivienda pueden ser una de las razones por las que desea realizar una compra si es un inquilino, pero la decisión también puede estar motivada por tener un lugar que sea exclusivamente suyo.

Si desea expresarse actualizando y personalizando su espacio vital, pero se sienta frenado por su contrato de alquiler, podría ser el momento de considerar las ventajas de ser propietario de su casa.

Un pequeño cambio puede traer mucha alegría

Hay un nivel significativo de orgullo que proviene de ser propietario de una casa. Eso es porque es un espacio que realmente le pertenece.

Un informe reciente de la Asociación Nacional de Realtors (NAR por sus siglas en inglés) muestra que hacer actualizaciones o remodelar su hogar puede ayudarle a sentirse a gusto y cómodo en su espacio vital. NAR mide esto con una puntuación de alegría que indica cuánta más felicidad trae específicamente las mejoras del hogar. Según NAR:

Hubo numerosos proyectos de diseño interior que recibieron un puntaje de alegría perfecto de 10: pintar todo el interior de la casa, pintar una habitación de la casa, agregar una nueva oficina en casa, retocar los pisos de madera, pisos de madera nuevos, renovación de armarios, actualización de aislamiento térmico y conversión del ático a sala”.

El informe también desglosa cuánto cada uno de estos proyectos puede mejorar su apego emocional a su casa, incluso llevándolo a querer pasar aún más tiempo en el espacio (vea la gráfica a continuación):

Cómo la propiedad de la vivienda puede brindarle alegría | Simplifying The Market

Y aunque muchos de las cosas que NAR destaca son tareas más grandes, algunas, como pintar los cuartos, son mucho más pequeñas. Incluso esos proyectos más rápidos aún pueden brindarle una mayor sensación de alegría y logro. Sin mencionar que cuando realiza mejoras en su hogar, podría estar aumentando su valor, lo que también le da un impulso a su patrimonio neto si invierte su tiempo y esfuerzo sabiamente.

Es libre de actualizar su casa como usted quiera

Este tipo de actualizaciones pueden resultar en felicidad adicional cuando las completa, pero hay otra razón por la que puede sentirse bien como propietario de una vivienda. En la mayoría de las situaciones, usted es libre de renovar o actualizar el interior de su casa sin necesidad de permiso adicional. Pero como señala Business Insider, los inquilinos pueden no tener la misma libertad:

“Su arrendador no siempre aprobará los cambios cuando usted alquila. Pero usted tiene el poder de actualizar la casa cuando usted es el propietario. (Solo asegúrese de que cualquier cambio importante sea aprobado por la asociación de propietarios, si es necesario)”.

Si realiza cambios como inquilino, es muy probable que deba revertirlos al final de su contrato de arrendamiento según su contrato de alquiler. Eso puede agregar costos adicionales cuando se mude. Ese es uno de los principales beneficios de ser dueño de su casa propia. A menos que haya requisitos específicos de la asociación de propietarios, generalmente no tendrá que preocuparse por los cambios que puede y no puede hacer.

En conclusión,

Decidir si alquilar o comprar es una decisión personal. Los beneficios financieros son críticos, pero no pase por alto el impacto emocional que puede tener la propiedad de la vivienda. Vamos a comunicarnos para analizar todos los beneficios que puede disfrutar cuando compra su casa.