El impacto económico de comprar una casa

The Economic Impact of Buying a Home | Simplifying The Market

Estamos en un mercado de bienes raíces cambiante, y la vida en general también está cambiando. Desde cómo compramos alimentos y los preparamos hasta las formas en que podemos interactuar con nuestros amigos y vecinos. Incluso las prácticas para interactuar con los agentes, los prestamistas y todos los jugadores involucrados en una transacción de bienes raíces está cambiando a un formato virtual. Sin embargo, lo que no está cambiando es una cosa clave que impulsa la economía local: la compra de una casa.

Todos estamos siendo afectados de diferentes maneras por los efectos del coronavirus. Si usted está en posición de comprar una casa hoy, sepa que usted es un motor económico mayor en su vecindario. Y mientras todos estamos pacientemente esperando a que pase la pandemia actual, hay un montón de cosas que puede hacer mientras tanto para mantener la trayectoria de la búsqueda de su casa.

Cada año la Asociación nacional de Realtors (NAR por sus siglas en inglés) comparte un informe que señala el impacto económico total de las ventas de las viviendas. Este informe resume:

“El impacto económico total de las industrias relacionadas con los bienes raíces en la economía estatal, así como los gastos que resultan de la venta de una sola casa, incluyendo aspectos como los costos de la construcción de las viviendas, la compañía de bienes raíces, los préstamos hipotecarios y los seguros del título”.

Este es el desglose de cómo la venta promedio de la vivienda impulsa la economía:El impacto económico de comprar una casa | Simplifying The MarketCuando usted compra una casa, está haciendo un impacto.  Esta satisfaciendo su necesidad de refugio y un lugar para vivir, y también está generando empleos e ingresos para el tasador, el oficial de préstamos, la compañía de título, el agente de bienes raíces y muchos más contribuyentes en el proceso. Por cada persona o negocio con el que trabaje a lo largo de la transacción, también es probable que haya un equipo entre bastidores, por lo que el esfuerzo se multiplica sustancialmente. Como se señaló anteriormente en el círculo de la derecha, el impacto es casi el doble cuando usted compra una construcción nueva, dada la mano de obra adicional que se requiere para construir la casa.

El informe también desglosa el impacto económico promedio por estado:El impacto económico de comprar una casa | Simplifying The MarketComo comprador, usted tiene una necesidad esencial de un hogar, y también puede hacer un impacto esencial con la propiedad de la vivienda. Esa necesidad por un refugio, la comodidad, y un lugar seguro para vivir siempre se mantendrá sana y salva. Y cuando usted pueda actuar en cuanto a esa necesidad, ya sea ahora o más adelante, realmente estará creando ganancias para usted, su familia, los profesionales de los negocios locales y la economía en general.

En conclusión,

Cada vez que compra una casa, es un generador económico. Incluso si no está listo o en capacidad para hacer el cambio ahora, hay cosas que puede hacer para que esté listo cuando sea el momento adecuado para usted. Comuniquemonos para continuar con la trayectoria de la busqueda de su casa y su contribución local.

El mejor asesoramiento no significa consejo perfecto

The Best Advice Does Not Mean Perfect Advice | Simplifying The Market

La angustia causada por el coronavirus tiene a la mayoría de las personas nerviosos con respecto a su salud y la situación financiera. Es en momentos como estos cuando queremos información exacta sobre cualquier cosa que estamos haciendo, incluso el protocolo correcto para las compras en el supermercado. Esa información aporta conocimiento, lo que nos da una sensación de alivio y consuelo.

Si usted está pensando en comprar o vender una casa hoy, la misma necesidad de información es muy real. Pero, debido a que es un gran paso en nuestras vidas, ese deseo de información clara es aún mayor en el proceso de compra o venta de una vivienda. Dado el nivel actual de ansiedad general, queremos que ese consejo sea verdaderamente perfecto. El desafío es que nadie puede darle consejo “perfecto”. Sin embargo, los expertos pueden darle el mejor consejo posible.

Supongamos que necesita un abogado, por lo que busca un experto en el tipo de ley requerida para su caso. Cuando usted va a su oficina, ella no le dirá inmediatamente como terminará el caso o que decidirá el juez o el jurado. Si supiera, sería un consejo perfecto. Sin embargo, lo que un buen abogado puede hacer es discutir con usted las estrategias mas efectivas que puede tomar. Ella puede recomendar uno o dos enfoques que cree que serán los mejores para su caso.

Entonces lo dejará para que tome la decisión sobre que opción quiere seguir. Una vez que usted decida, ella puede ayudarle a armar un plan basado en los hechos que tiene a mano. Ella le ayudará a lograr la mejor resolución posible y hacer las modificaciones necesarias en la estrategia para garantizar ese resultado. Este es un ejemplo del mejor consejo posible.

El papel de un profesional en bienes raíces es como el papel del abogado. Un agente no puede darle un consejo perfecto porque es imposible saber exactamente que va a pasar a lo largo de la transacción, especialmente en este mercado.

Sin embargo, un agente puede darle el mejor consejo posible basado en la información y la situación en cuestión, guiándolo a través del proceso para ayudarle a hacer los ajustes necesarios y tomar las mejores decisiones en el camino. Un agente le dará la mejor oferta disponible. Eso es exactamente lo que usted quiere y se merece.

En conclusión,

Si está pensando en comprar o vender, pongámonos en contacto para asegurarnos que usted obtiene el mejor consejo posible.

No deje que los titulares aterradores le asusten

Don’t Let Frightening Headlines Scare You | Simplifying The Market

Hay mucha ansiedad en este momento con respecto a la pandemia del coronavirus. La situación sanitaria debe abordarse rápidamente, y a muchos les preocupa también el impacto en la economía.

En medio de toda esta ansiedad, cualquiera con un megáfono, desde los principales medios de comunicación hasta un bloguero solitario, se han dado cuenta de que las malas noticias venden. Desafortunadamente, seguiremos viendo una oleada de titulares horribles en los próximos meses. Asegurémonos de que no estemos paralizados por un titular antes de que tengamos la historia completa.

Cuando se trata de problemas de la salud, debe buscar en los Centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) o la Organización mundial de la salud (OMS por sus siglas en inglés) para la información mas confiable.

Encontrar recursos fiables con información sobre el impacto económico del virus es mas difícil. Por esta razón, es importante arrojar algo de luz sobre esta situación. Ya han empezado a aparecer titulares alarmistas, aquí hay dos ejemplos de este tipo que aparecieron esta semana:

1.Goldman Sachs pronostica la mayor caída del PIB en casi 100 años.

Suena como Armagedón. Aunque el titular es cierto no refleja toda la esencia del pronóstico de Goldman Sachs. La proyección es que tendremos una primera mitad del año dura, pero la economía se recuperará muy bien en la segunda mitad; el PIB aumentará un 12 % en el tercer trimestre y otro 10 % en el cuarto trimestre.

Esto coincide con la investigación de John Burns Consulting que involucra pandemias, la economía y el valor de las casas. Ellos concluyeron que:

“El análisis histórico nos mostró que las pandemias suelen tener forma de V (recesiones agudas que se recuperan lo suficientemente rápido como para proporcionar poco daño a los precios de las viviendas), y algunos análisis de sistemas de búsqueda muy vanguardistas de parte de nuestro equipo de gestión de la información mostraron que la desaceleración se está recuperando de manera similar hasta ahora”.

La economía sufrirá durante los próximos meses, pero luego se recuperará. Ciertamente no es el Armagedón.

2. ¡El presidente de la Fed predice un 30 % de desempleo!

Esa declaración fue hecha por James Bullard, presidente del Banco de la Reserva Federal de St. Louis. Lo que Bullard dijo en realidad fue que “podría” alcanzar el 30 %. Pero veamos que mas dijo en la misma entrevista de Bloomberg News:

“Este es un cierre parcial planificado y organizado de la economía estadounidense en el segundo trimestre”, dijo Bullard. “El objetivo general es mantener a todos, los hogares y negocios, enteros” con el apoyo del gobierno.

Según Bloomberg, también llego a decir:

“Yo veré el tercer trimestre como un trimestre de transición” con el cuarto trimestre y el primer trimestre del próximo año como “bastante robustos” ya que los estadounidenses compensarán la pérdida de los gastos. “Esos trimestres podrían ser trimestres de auge”. Dijo.

Una vez mas, Bullard está de acuerdo en que tendremos una primera mitad difícil y repunte rápidamente.

En conclusión,

Hay mucha desinformación ahí afuera. Si desea el mejor consejo sobre lo que está sucediendo en el mercado de la vivienda actual, vamos a hablar hoy.

¿Es ahora un buen momento para refinanciar mi casa?

Is Now a Good Time to Refinance My Home? | Simplifying The Market

Con las tasas de interés alcanzando mínimos de todos los tiempos en las últimas semanas, muchos propietarios están optando por refinanciar. Para decidir si refinanciar su casa es la mejor opción para usted y su familia, comience por hacerse estas preguntas:

¿Por qué quiere refinanciar?

Hay muchas razones para refinanciar, pero aquí hay tres de las más comunes:

1.Reducir su tasa de interés y el pago: Esta es la razón más popular. ¿Es su tasa de interés actual más alta que la que está disponible hoy? Si así lo es, podría valer la pena aprovechar la tasa de interés actual más baja.

2. Acortar el plazo de su préstamo: Si tiene un préstamo a 30 años, puede ser ventajoso cambiarlo a un préstamo a 15 o 20 años para pagar su hipoteca antes.

3. Refinanciación “con entrega de dinero en efectivo”: Es posible que usted tenga suficiente plusvalía para cobrar e invertir en otra cosa, como la educación de sus hijos, un negocio nuevo, una propiedad de inversión, o simplemente para aumentar su reserva en efectivo.

Una vez sepa por qué podría querer refinanciar, hágase la siguiente pregunta:

¿Cuánto va a costar?

Hay honorarios y costos de cierre envueltos en la refinanciación, y Lenders Network explica:

“Como ejemplo, supongamos que su hipoteca tiene un saldo de $200,000. Si refinanciara ese préstamo en un préstamo nuevo, los costos totales de cierre correrían entre el 2 % y el 4 % del monto del préstamo. Usted puede esperar pagar entre $4,000 y $8,000 para refinanciar este préstamo”.

Ellos también explican que hay opciones para préstamos de refinanciación sin costo, pero estén atentos:

“Un préstamo de refinanciación sin costo es cuando el prestamista paga los costos del cierre por el prestatario. Sin embargo, usted debe ser consciente de que el prestamista compensa este dinero en otros aspectos de la hipoteca. Por lo general, paga cobrando una tasa de interés ligeramente más alta para que pueda recobrar el dinero”.

Tenga en cuenta que dadas las condiciones actuales del mercado y lo favorable que son para la refinanciación, puede tomar un poco más de tiempo ejecutar el proceso hoy. Esto se debe a que muchos otros propietarios también van por esta ruta. Como señala Todd Teta, director principal de ATTOM Data Solutions sobre la actividad hipotecaria reciente:

“La refinanciación impulso en gran medida la tendencia, con más del doble de los propietarios intercambiando hipotecas con interés más alto por intereses más bajos que en el mismo período de 2018”.

Es evidente que la refinanciación ha ido en aumento últimamente. Si esta cómodo con el costo inicial y un período de espera potencial debido al alto volumen de solicitudes, entonces, hágase una pregunta mas:

¿Vale la pena?

Para responder, haga cuentas. ¿Le ayudará a ahorrar dinero? ¿Cuánto tiempo mas necesita ser propietario de su cada para alcanzar el umbral de rentabilidad? ¿su casa actual satisfará sus necesidades en el futuro? Si planea quedarse por unos años, entonces tal vez refinanciar sea su mejor decisión.

Sin embargo, si su casa actual no satisface sus necesidades durante los próximos años, es posible que desee considerar el uso de su plusvalía para el pago inicial de una casa nueva en su lugar. Todavía obtendrá una tasa de interés más baja que la que tiene en su casa actual, y con la plusvalía que ya tiene, puede finalmente adquirir la casa que ha estado esperando comprar.

En conclusión,

Hoy mas que nunca, es importante empezar a trabajar con un asesor en bienes raíces de confianza. Ya sea que se comunique por teléfono o video conferencia, un profesional en bienes raíces puede ayudarle a entender como navegar de forma segura en el mercado de la vivienda para que pueda priorizar la salud de su familia sin tener que detener sus planes. Ya sea que esté buscando refinanciar, comprar o vender, un asesor de confianza conoce el mejor protocolo, así como los recursos y prestamistas óptimos para ayudarle a través del proceso en este mundo acelerado que está cambiando cada día.

Por qué la corrección del mercado de valores probablemente no afectará el valor de las viviendas

Why the Stock Market Correction Probably Won’t Impact Home Values | Simplifying The Market

Con el desplome de la vivienda de 2006 a 2008 todavía visible en el espejo retrovisor, muchos están preocupados de que la corrección actual en el mercado de valores es una señal de que el valor de las viviendas también está a punto de caer. Sin embargo, lo que está ocurriendo hoy no se parece en nada a lo que paso la última vez. El S&P 500 cayó más del cincuenta por ciento desde octubre 2007 a marzo 2009, y el valor de las casas apreció en 2007, 2008 y 2009, pero eso se debió a que esa desaceleración económica fue causada principalmente por un desplome del mercado de bienes raíces y una crisis en el mercado hipotecario.

Esta vez, la corrección del mercado de valores está siendo causada por un evento externo (el coronavirus) sin conexión con la industria de la vivienda. Muchos expertos dicen que la situación actual es mucho mas parecida a los desafíos que tuvimos cuando el desplome del dot.com fue seguido inmediatamente por el 9/11. Por ejemplo, David Rosenberg, Economista principal de Gluskin Sheff + Associates Inc., explicó recientemente:

“Lo que el 9/11 tiene en común con lo que está sucediendo hoy es que este choque también ha generado miedo, angustia, y ansiedad entre el público en general. La gente evitó las multitudes entonces, ya que creían que venía otro ataque terrorista y hoy actúan igual para evitar enfermarse. Las mismas partes de la economía están bajo presión: aerolíneas, esparcimiento, hotelería, restaurantes, entretenimiento, servicios discrecionales de consumo general”.

Dado que la situación actual se asemeja a la corrección del mercado de valores a principios de la década de 2000, revisemos lo que sucedió con el valor de las casas durante ese tiempo.Por qué la corrección del mercado de valores probablemente no afectará el valor de las viviendas | Simplifying The MarketEl S& P cayó un 45 % entre septiembre de 2000 y octubre de 2002. Por otro lado, los precios de las casas apreciaron muy bien al mismo tiempo. Esa corrección del mercado de valores demostró no tener ningún impacto negativo en el valor de las viviendas.

En conclusión,

Si la situación actual se parece mas a los mercados de principios de la década de los 2000 frente a los mercados durante la Gran recesión, el valor de las viviendas debería verse mínimamente afectado, si acaso.

Desaceleración económica: lo que dicen los expertos

Economic Slowdown: What the Experts Are Saying | Simplifying The Market

Cada vez más economistas predicen que una recesión es inminente como resultado del retroceso de la economía causado por el COVID-19. Según la Oficina nacional de Investigaciones económicas:

“Una recesión es una disminución significativa de la actividad económica repartida a través de toda la economía. durando más de unos meses. Normalmente visible en el PIB real, los ingresos reales, el empleo, la producción industrial y las ventas al por mayor y al por menor”.

Bill McBride, fundador de Calculated Risk, cree que ya estamos en una recesión:

“Con la repentina parada económica, y con muchos estados cerrando las escuelas, los bares y los restaurantes… mi opinión es que la economía estadounidense está ahora en recesión (comenzó en marzo 2020) y el PIB disminuirá bruscamente en el segundo trimestre. La duración de la recesión dependerá del curso de la pandemia”.

¿A qué profundidad va a llegar?

Nadie lo sabe con seguridad. Depende de cuánto tiempo tarde en vencer a este virus. Goldman Sachs prevé que veremos una difícil primera mitad del año. Pero la economía se recuperará en la segunda mitad (véase a continuación):Desaceleración económica: lo que dicen los expertos | Simplifying The MarketGoldman también proyecta que tendremos “ganancias mas fuertes a principios de 2021”.

Esto se alinea con la proyección del Wells Fargo Investment Institute:

“Una vez que la tasa de infección por el virus alcance su punto máximo, esperamos que una recuperación tome impulso en el último trimestre del año y especialmente en 2021”.

Una vez mas, nadie sabe con certeza cuánto durará la pandemia. La esperanza es que se resuelva en algún momento durante los próximos meses. La mayoría está de acuerdo en que cuando lo haga, la economía recuperará su fuerza rápidamente.

*Los datos del primer trimestre de Goldman Sachs fueron actualizados del 0 % a -0.2 % después de la publicación inicial.

En conclusión,

Este virus no solo está afectando la salud física de los estadounidenses, sino también la salud financiera de la nación. Cuanto antes lo superemos, mas pronto nuestras vidas volverán a la normalidad.

Una recesión no es igual a una crisis de la vivienda [Infografía]

A Recession Does Not Equal a Housing Crisis | Simplifying The Market

Una recesión no es igual a una crisis de la vivienda [Infografía] | Simplifying The Market

Algunos aspectos destacados:

  • La pandemia COVID-19 está causando una desaceleración económica.
  • La buena noticia es que, el valor de las viviendas en realidad aumento en 3 de las últimas 5 recesiones, y disminuyó menos del 2 % en la cuarta.
  • Sin embargo, una desaceleración económica no es igual a una crisis de la vivienda, y 2008 no se repetirá.

¿Estamos a punto de ver una nueva ola de ejecuciones hipotecarias?

Are We About to See a New Wave of Foreclosures? | Simplifying The Market

Con todos los estragos causados por el COVID-19, a muchos les preocupa que podamos ver una nueva ola de ejecuciones hipotecarias. Los restaurantes, las aerolíneas, los hoteles, y muchas otras industrias están suspendiendo a los trabajadores o reduciendo drásticamente sus horas. Sin un trabajo, muchos se preguntan cómo podrán pagar sus gastos hipotecarios.

Hay muchas razones por las que no veremos un aumento en el número de ejecuciones hipotecarias como lo hicimos durante el desplome de la vivienda hace más de 10 años atrás. Estas son solo algunas:

El gobierno aprendió su lección la última vez

Durante el pasado desplome de la vivienda, el gobierno tardó en reconocer los desafíos que tenían los propietarios y esperó demasiado tiempo para conceder un alivio. Hoy, la acción está sucediendo rápidamente, solo esta semana:

  • La administración federal de la vivienda indicó que esta promulgando una “suspensión inmediata de las ejecuciones hipotecarias y los desalojos para los propietarios de viviendas unifamiliares con hipotecas aseguradas por la FHA” durante los próximos 60 días.
  • La Agencia federal de financiamiento de la vivienda anunció que está ordenando a Fannie Mae y Freddie Mac a suspender las ejecuciones hipotecarias y los desalojos por “al menos 60 días”.

Los propietarios aprendieron su lección la última vez

Cuando el mercado de la vivienda estaba fuerte a principios de la década de 2000, los propietarios ganaron una enorme cantidad de plusvalía. Muchos comenzaron a sacar esa plusvalía. Algunos comenzaron a usar sus casas como cajeros automáticos para comprar artículos de lujo como automóviles, motos acuáticas, y vacaciones de lujo. Cuando los precios bajaron, muchos se encontraban en una situación de plusvalía negativa (donde la hipoteca era mayor que el valor de sus viviendas). Algunos simplemente las abandonaron, dejando a los bancos sin otra opción que hacer una ejecución hipotecaria en sus propiedades.

Hoy, la situación de la plusvalía en los Estados Unidos es muy diferente. De 2005 a 2007 los propietarios cobraron $824 mil millones de dólares de plusvalía al refinanciar. En los últimos tres años, solo cobraron $232 mil millones, menos de un tercio de esa cantidad. Eso ha llevado a que:

  • 37 % de las casas en los Estados Unidos no tengan hipotecas en absoluto
  • Del 63 % restante, más de 1 de cada 4 tienen más del 50 % de plusvalía

Incluso si los precios cayeran (y la mayoría de los expertos no lo están prediciendo), la mayoría de los propietarios todavía tendrían grandes cantidades del valor en sus casas y no abandonarían ese dinero.

Habrá ayuda disponible para los negocios individuales y las empresas pequeñas

El gobierno es consciente del dolor financiero que ha causado este virus y seguirá causando. Ayer, la Associated Press informó:

“En un memorando, la Tesorería propuso dos infusiones en efectivo de $250,000 mil millones a los individuos: Un primer conjunto de cheques emitidos a partir del 6 de abril, con una segunda oleada a mediados de mayo. Los montos dependerán de los ingresos y del tamaño de la familia”.

El plan también recomiendo $300 mil millones para las empresas pequeñas.

En conclusión,

Estos no van a ser tiempos fáciles. Sin embargo, las lecciones aprendidas de la última crisis tienen a los estadounidenses mejor preparados para aguantar la tormenta financiera. Para aquello que no pueden, la ayuda está en camino.

Tres razones por las que esto no es una crisis de la vivienda

Three Reasons Why This Is Not a Housing Crisis | Simplifying The Market

En tiempos de incertidumbre, una de las mejores cosas que podemos hacer para aliviar nuestros temores es educarnos con investigación, hechos y datos. Profundizar en experiencias pasadas revisando las tendencias históricas, entendiendo los picos y los valles de lo que nos ha precedido es una de las muchas maneras en que podemos evaluar con confianza cualquier situación. Con las preocupaciones de una recesión global en la mente de todos hoy día, es importante dar un vistazo objetivo a lo que ha sucedido a lo largo de los años y como el mercado de la vivienda ha resistido con éxito estas tormentas.

1.El mercado actual es muy diferente al de 2008

Todos recordamos 2008. Este no es 2008. Las condiciones actuales del mercado están lejos de la época en la que la vivienda fue un factor clave que desencadenó la recesión. Desde hipotecas de fácil acceso hasta precios de la vivienda elevados; un excedente de inventario, un exceso de capital y mucho mas. No estamos donde estábamos hace 12 años. Ninguno de esos factores está en juego hoy. Tenga la seguridad de que, la vivienda no es un catalizador que puede enviarnos de regreso a ese momento o lugar.

Según Danielle Hale, Economista principal de Realtor.com, si hay una recesión:

“Sera diferente de la Gran Recesión. Las cosas se desmoronaron bastante rápido, y luego la recuperación fue bastante lenta. Yo esperaría que esto fuera mas suave. No hay disfunción en el sistema bancario, no tenemos muchos hogares que están sobre apalancados con sus pagos hipotecarios y potencialmente en problemas”.

Además, el pronóstico del PIB de Goldman Sachs publicado esta semana indica que, aunque no se prevé un aumento inmediatamente, se pronostican ganancias entrando a la segunda mitad de este año y se pondrá mas fuertes a principios de 2021.Tres razones por las que esto no es una crisis de la vivienda | Simplifying The MarketAmbas fuentes expertas indican que este es un evento momentáneo en el tiempo, no un colapso de la industria financiera. Es una caída que repuntará rápidamente. Una diferencia marcada con el desplome de 2008, que no pudo volver a una sensación de normalidad en casi cuatro años. Aunque plantea muchos desafíos financieros a corto plazo, una recesión potencial este año no es una repetición del desplome del mercado de la vivienda a largo plazo que todos recordamos muy bien.

2. Una recesión no es igual a una crisis de la vivienda

A continuación, vea las últimas cinco recesiones en la historia de los Estados Unidos. En realidad, el valor de las viviendas aprecio en tres de ellas. Es cierto que descendió casi un 20 % en la última recesión, pero como hemos identificado anteriormente, 2008 presentó circunstancias diferentes. En las cuatro recesiones anteriores, el valor de las viviendas deprecio una sola vez (menos del 2 %). En las otras tres, el valor de los bienes raíces residenciales, aumentó 3.5 %, 6.1 % y 6.6 % (véase mas abajo):Tres razones por las que esto no es una crisis de la vivienda | Simplifying The Market3. Podemos estar seguros de lo que sabemos

Las preocupaciones sobre el impacto global que COVID-19 tendrá en la economía son reales. Y dan miedo, ya que la salud y el bienestar de nuestros amigos, familiares y seres queridos están en lo mas alto del radar emocional de todos.

Según Bloomberg,

“Varios economistas dejaron claro que el alcance del desastre económicos dependerá de factores como el tiempo que dure el virus, si los gobiernos reducirán lo suficiente la política fiscal y si pueden los mercados evitar su congelación”.

Dicho esto, Podemos estar seguros de que, si bien no sabemos el impacto exacto que el virus tendrá en el mercado de la vivienda, sabemos que la vivienda no es el motor principal.

Las razones por las que nos movemos – matrimonio, hijos, cambio de trabajo, jubilación, etc.- Son partes firmes de la vida. Como se señaló en una pieza reciente del New York Times,  “Todo el mundo necesita un lugar para vivir”. Eso no cambiará.

En conclusión,

Las preocupaciones sobre la recesión son reales, pero la vivienda no es el motor principal. Si tiene preguntas sobre lo que significa para los planes de compra o venta de su familia, comuniquémonos para discutir sus necesidades.